2010-04-01

Especial de Semana Santa : La Biblioteca de la Biblia


La Biblia, no es otra cosa que la agrupación de un número determinado de libros con una matriz en común, los cuales narran la historia de un pueblo, el pueblo Judío y el nacimiento y primeros años del Cristianismo.

La Palabra Biblia, al igual que biblioteca, provienen de la raíz griega Biblios, que significa libro. La Biblia se traduce como “conjunto de libros”, y biblioteca como “caja de libros”, en realidad podemos decir que la Biblia es una biblioteca especializada, que contiene 73 libros ordenados y clasificados conforme se establece su época, autoría y estilo narrativo.

La Biblia se divide en dos grandes partes:

Antiguo Testamento (AT) Que narra la historia de la creación de la humanidad, el nacimiento del Pueblo de Israel, y la primera Alianza, es decir todos los hechos que acontecieron en el pueblo Judío y su cosmovisión, previos al nacimiento de Cristo.

Nuevo Testamento (NT) Contiene los libros que narran la vida, obra, pasión y muerte de Jesucristo, las bases de la Nueva Alianza y los orígenes del cristianismo y la iglesia primitiva.

A su vez cada una de estas partes se subdividen en otros libros más pequeños.

AT. (Antiguo Testamento)

Los primeros cinco libros del AT se denominan Pentateuco (penta=cinco). Ellos contienen la ley de la primera alianza, y el mundo Judío los llama TORA, que quiere decir Ley. Esto libros son:

Génesis (Gén) = Orígenes. Busca dar respuesta a los orígenes del universo, el mundo, la creación, establece las primeras definiciones de Dios. Es un libro rico en textos metafóricos.

Éxodo (Ex) = Salida. Nos narra la salida del pueblo hebreo desde Egipto bajo el liderazgo de Moisés, Aarón y Miriam, entrega además las primeras tablas de la Ley.

Levítico (Lev) = Levita. Trae reflexiones y leyes referentes al culto y a los servidores del mismo, a los levitas y a las obliga­ciones de los sacerdotes del Pueblo de la Biblia.

Números (Núm) = lista. Este libro comienza contando el número de los habitantes de Israel. Hace un censo.

Deuteronomio (Deut) = segunda ley. Trae las reflexiones sobre la relectura de la ley y su nueva proclamación. Invita a una vida de conversión y penitencia.

Luego de este primer grupo de cinco libros, nos encontramos con los libros históricos que son dieciséis, donde se narra a forma de epopeya la historia del pueblo de Israel, sus nombres, luchas, héroes, triunfos y derrotas.

Los Libros históricos son, Josué, Jueces, Samuel I, Samuel II, Rut, Crónicas I, Crónicas II, Reyes I, Reyes II, Esdras, Nehemías, Tobías, Judit, Ester, Macabeos I y Macabeos II.

Libros sapienciales- Los libros Sapienciales son siete. En estos libros encontramos reflexiones y expresiones de sabi­duría, poesías, cantos, oraciones, himnos, proverbios en los cuales el pueblo graba sus sentimientos, y expresa su sabiduría sacada de la experiencia de la vida.

Estos libros sapienciales son: Job, Salmos, Proverbios, Eclesiastés, Cantar de los Cantares, Sabiduría y Eclesiásticos.

Libros proféticos- Son 18 los libros proféticos. Estos libros traen el mensaje, las acciones y algunos datos sobre la vida de los profetas.

Estos libros son: Isaías, Lamentaciones, Jeremías, Baruc, Ezequiel, Daniel, Oseas, Jonás, Miqueas, Joel, Amós, Abdías, Nahum, Habacuc, Sofonías, Ageo, Zacarías y Malaquías.

NT (Nuevo Testamento)

El nuevo testamento se inicia con la narración de los acontecimiento de la vida de Jesús, desde su concepción en el ceno de su madre virgen, hasta su pasión, muerte, resurrección y ascensión al cielo.

Los Evangelios- Los Evangelios son cuatro: Mateo (Mt), Marcos (Me), Lucas (Le) y Juan (Jn). Evangelio es una pala­bra de lengua griega que significa BUENA NUEVA, BUENA NOTICIA. Los Evangelios por lo tanto, traen lo que las diferen­tes comunidades guardaron y reflexionaron sobre Jesús, Buena Nueva del Padre y Buena Noticia de Salvación, su persona, sus enseñanzas y sus actitudes. Tenemos cuatro narraciones diferentes.

Mateo, Marcos y Lucas son también llamados evangelios sinópticos porque al colocarlos en columnas paralelas se puede percibir entre ellos mucha semejanza (ver Me 3,1-14; Mt 12,9-14; Le 14,1-6), mientras el estilo del evangelio de Juan es diferente.

Hechos de los Apóstoles (abreviado He)- Este libro narra la reflexión de Lucas sobre los hechos de los apóstoles, pero especialmente de Pedro y de Pablo. Describe también algo sobre la organización y las dificultades de algunas de las pri­meras comunidades cristianas y reflexiona sobre eso con la mirada de Dios.

Es así que en los Hechos está muy presente la acción del Espíritu Santo. El es la fuerza y la alegría profunda de los Apóstoles y de las comunidades.

Cartas- (ver en la Biblia como se abrevia cada una de las cartas).

Cartas de Pablo- Hoy los estudiosos atribuyen con certeza, tan sólo siete cartas a San Pablo: Romanos, 1 y 2 Corintios, Gálatas, Filipenses, 1 Tesalonicenses y Filemón.

Las cartas a los Efesios, a los Colosenses y la segunda a los Tesalonicenses pertenecen a los discípulos de Pablo. En estas cartas encontramos algo de la vida del Apóstol, su predi­cación, su trabajo, su misión, problemas y orientaciones en la organización de las comunidades. Las cartas de San Pablo son más antiguas que los Evangelios. .

El primer escrito del Nuevo Testamento es la primera carta a los Tesalonicenses. Pablo murió entre los años 64-68 d.C., antes de que fuese escrito el primer Evangelio, el de Marcos.

Las cartas llamadas Pastorales por dirigirse a los líderes, es decir, a los "pastores" de las comunidades, son la primera y la segunda a Timoteo y la carta a Tito.

Las cartas llamadas Católicas porque no se dirigen a nin­guna comunidad ni tampoco a ningún líder, sino a todas las Iglesias cristianas (católico significa universal).

Las cartas católicas son: la carta de Santiago, Judas, las dos cartas de Pedro, y las tres cartas de Juan.

La carta a los Hebreos es de autor desconocido. Esta carta hace una reflexión teológica sobre Jesucristo, el gran sacer­dote, mediador entre Dios y el pueblo. Tiene el estilo de una predicación y no de una carta.

El Apocalipsis (abreviado Ap)- Es un libro que reflexiona sobre la presencia de Jesús en la historia y en la vida de las comunidades en tiempo de persecución. Jesús es el Señor, y el Dueño de la historia. La palabra apocalipsis es de lengua griega y significa quitar el velo, revelación. Es la revelación de Jesús y de las comunidades que esperan en la victoria de Dios.

El Apocalipsis es el último libro de la Biblia.

La Biblia constituye uno de los libros más leído en la historia occidental, sus ediciones y ejemplares, que se cuentan por miles, han sido capaces de captar la atención de millones de hombres y mujeres a través de la historia. Como libro se encuentra dotado de una mística particular, que más allá que constituir un clásico, lo eleva a la categoría de libro Santo y Sagrado –al igual que el Corán para oriente- atribuyéndole inclusive capacidades curativas, es decir biblioterapeuticas, asentándose como pilar moral de nuestra sociedad, eje fundamental de la teología cristiana, base de la doctrina Cristiano – Católica – Evangélica, bandera de lucha, justificación de muchas guerras, pero también esencia de tiempos de paz.

En estos días de Semana Santa cobra especial relevancia, ya que los ritos que las diferentes confesiones cristianas celebran por estos días, sin duda alguna tienen sus orígenes es este conjunto de libros santos.

Debemos señalar que el número de libros de la Biblia puede variar, conforme a la denominación cristiana a la cual se oriente cada edición, es así que las biblias de editoriales católico-romanas, suelen tener más libros, ya que esta reconoce cómo canónicos, es decir de revelación divina a un grupo de libros que las otras confesiones denominan como deuterocanónicos.

Estos son: Tobías, Judit, Sabiduría, Eclesiástico, Barut, Jeremías y los Macabeos.


Special Easter: The Bible

Bookmark and Share

2010-03-31

DIBAM ya tiene nueva directora nacional


Magdalena Krebs Kaulen, arquitecta de la Pontificia Universidad Católica de Chile, con 26 años en la Dirección de Bibliotecas, Archivos y Museos, 22 de los cuales ejerció como directora del Centro Nacional Conservación y Restauración, ha sido nombrada como la nueva directora de la DIBAM.

La labor de Magdalena Krebs en el Centro Nacional de Conservación y Restauración consistió en dirigir esa institución velando por su desarrollo y contribuyendo desde allí a la divulgación de la importancia del patrimonio cultural en Chile.

Durante su trayectoria impulsó la profesionalización de la conservación, gestionando para ello cursos y proyectos en colaboración con museos, bibliotecas y archivos de todo el país y estableciendo vínculos con instituciones extranjeras e internacionales como el Consejo del International Centre for the Study of the Preservation and Restoration of Cultural Property (ICCROM-Roma), del cual es miembro.

Su vasta trayectoria en la DIBAM, así como su profundo conocimiento del patrimonio cultural, son fortalezas relevantes que guiarán las responsabilidades y los desafíos que le impone su nuevo cargo.

Fuente http://www.dibam.cl/noticias.asp?id=12261


Magdalena Krebs Kaulen, architect of the Pontifical Catholic University Chile, with 26 years in the Directorate of Libraries, Archives and Museums, 22 which served as director of the National Center for Conservation and Restoration, has been named the new director of the DIBAM.




Bookmark and Share