2012-04-05

Especial Semana Santa: ICONOS RELIGIOSOS

Como ya es tradición CRBP Los Lagos entrega un especial de Semana Santa, en años anteriores el artículo fue sobre la Biblia, Los Libros Iluminados y este año hablaremos del soporte de información conocido como "Icono Religioso".
Teo-Tocos
La palabra icono proviene del griego εἰκών, eikon, que literalmente significa imagen. Es decir los iconos religiosos son imágenes, uní o multirepresentativas de algún episodio bíblico o bien la representación de un santo o advocación de carácter celestial.


El Icono Religioso se manifiesta como pintura sagrada desde los primeros siglos del cristianismo, no obstante aquello es en las vertientes ortodoxas orientales donde encuentran su mayor representación.



Habitualmente en un cuadro pintado con aplicaciones de láminas o placas forjadas de metales precisos, adornado con piedras y diversas joyas, además de ser consideradas obras de arte, son objetos de culto y devoción popular, atribuyéndosele cualidades milagrosas, vinculadas a lo representado.

En la tradición popular, a algunos iconos se les atribuyen cualidades milagrosas, como haberse movido, haber hablado, llorado o sangrado, y existen numerosos informes acerca de iconos a través de la historia. Las religiones han hecho un continuo uso de las imágenes, ya sea bidimensional o tridimensional. Algunas (como el hinduismo) poseen una iconografía abundante, mientras que otras (como el islamismo) limitan severamente el uso de representaciones visuales. La función y el grado en que las imágenes son utilizadas o permitidas, y si son empleadas con propósitos ornamentales, instructivos, de inspiración, o bien si se les da el trato de objetos sagrados de veneración o devoción, todo depende de los estatutos, mandamientos y consideraciones de cada religión..

En la sesión número veinticinco del Concilio de Trento, celebrado en el siglo XVI, se estructuró un Decreto sobre las imágenes, en el que se señalaban las características que debían seguir éstas y las funciones a cumplir. Distinguía dos tipos de imágenes:

1. Dogmáticas, que defendían los dogmas de la Iglesia Católica frente a los protestantes, como Cristo, la Virgen, algunos santos (Pedro y Pablo), Apóstoles y Evangelistas, Padres de la Iglesia y virtudes teologales y cardinales.

2. Devocionales, aquellas que aludían al resto de los santos, los que eran más venerados por tradición o los extraídos del santoral hispano-visigodo o mozárabe. También dentro de este grupo se encontraban los llamados santos de las necesidades o taumaturgos que combatían las pestes y las catástrofes, como san Roque, san Sebastián, san Antón y san Miguel Arcángel.

Además de estas imágenes tradicionales, se añadieron las introducidas por las órdenes religiosas, sus santos propios y nuevas advocaciones de la Virgen. Los dominicos aportaron la Virgen del Rosario, los franciscanos, las ánimas y la de Dolores, y los carmelitas la Virgen del Carmen.

Después del Concilio de Trento la devoción mariana invade la iconografía con nombres-topónimo que surgen del lugar de las apariciones en toda la geografía del catolicismo. Existe también una gran difusión del culto del personaje bíblico de María Magdalena que se hace en el norte de España, patrona de los peregrinos (y de los apestados) junto con Santiago el Mayor. Sin embargo, la imagen de la Virgen de la Leche o Galactotrofusa o de Belén está totalmente prohibida durante esta época y las ya existentes tienen que retirarlas del culto.


No hay comentarios:

Publicar un comentario