2013-12-30

NOBLEZA OBLIGA





Muchas cosas han pasado en materia de bibliotecas públicas en nuestra región en los últimos doce años.  La Biblioteca Pública cambió, y no es la misma, hace doce años recién estábamos reaccionando de la “revolución de las estanterías”, los libros comenzaban a estar al alcance del usuario, la estantería le acertaba un certero golpe al catálogo de fichas, ya no era dueño del secretismo de la estantería cerrada, podía el usuario caminar libremente por entre los libros, no solo buscar, también vitrinear, intrusear, descubrir y desordenar.

Fue en ese contexto cuando fuimos testigos de cómo la revolución de los computadores personales y la Internet arremetía con fuerza en medio de la vida de todos, y de esta nueva revolución las bibliotecas no podían estar ajenas, en medio de metadatos, url, mensajes instantáneos, chat, apareció el Programa BiblioRedes, dando un papel relevante a las bibliotecas públicas en materia de desarrollo tecnológico en el país, nacía así la red más solida de conectividad, capacitación y comunicación conocida hasta ese entonces, brindando acceso en localidades donde por muchos años fueron la única posibilidad de acceso.

En medio de esto las bibliotecas se remodelaban, de desarmaban, se reconstruían, en medio de esto seguía lloviendo en la región de Los Lagos, otras veces salía el sol, irrumpía demás el proceso de automatización…las bibliotecas de hoy tienen ya poco que ver con las bibliotecas de hace doce años, hace doce años las redes sociales, el catalogo unificado nacional, la biblioteca pública digital, eran parte del imaginario bibliotecario, así como lo fue el control remoto en su tiempo.

Durante este proceso de cambios, turbulento y lleno de altos y bajos, la región de Los Lagos caminó en materias de Bibliotecas Públicas de la mano de Angharad Gutmann Sariego, bibliotecaria formada en la Universidad de Chile, fue capaz de comprender  o visualizar el cambio de los tiempos, fue la primera en darse cuenta que estos procesos habían llegado a las Bibliotecas Públicas para quedarse y que eran parte del proceso de maduración y modernización necesarios para que éstas mantuvieran su rol en medio de la sociedad.

Con su experiencia en bibliotecas especializadas, universitarias y escolares, aterrizó en una realidad distinta, que le planteaban el gran desafío de trabajar optimizando al máximo el mínimo de recursos, y multiplicando por cien su capacidad laboral, en este contexto fue dando sus pasos, hasta ser reconocida como un referente en materias bibliotecarias a nivel nacional.

Poco a poco logró empaparse del espíritu de la biblioteca pública y conocer la realidad de cada una de las bibliotecas de la región, fueron doce años donde implantó un sello a su gestión, donde debió armar y rearmar muchas veces su equipo, lamentar las derrotas y celebrar los triunfos, muchos años que a contar de mañana llegan a su fin…hablando laboralmente.


Angharad Gutmann deja la Coordinación Regional de Bibliotecas Públicas a contar de este uno de enero de 2014, ya que se acoge a retiro, a integrar el sector pasivo como ella prefiere llamarlo, se entiende la sutil ironía, pues sabemos que no se quedara quieta.  Como equipo de la CRBP agradecemos tu gestión, deseándote lo mejor para esta nueva etapa de vida que estas iniciando, junto a tu familia y éxito en todas las aventuras que decidas emprender.

No hay comentarios:

Publicar un comentario